RIPESS defiende la necesidad de incluir la ESS en las estrategias globales para alcanzar los ODS, HLPF 2020

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés

Texto de la intervención de RIPESS durante el Evento Lateral Francés en el High Level Political Forum – HLPF, el 15 de julio de 2020. 

¿Por qué las Naciones Unidas necesitan la economía social y solidaria para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de 2030?

La Red Intercontinental para la Promoción de la Economía Social y Solidaria (RIPESS) y muchas organizaciones hermanas instan a una acción inmediata en estos tiempos de crisis.

Estamos aquí para proponer y promover un enfoque que responda a la pregunta clave del Foro Político de Alto Nivel de este año, Acción acelerada y soluciones transformadoras, una década de acción y resultados para el desarrollo sostenible.

Este tema es una continuación del Foro del año pasado, en el que se reconoció que el mundo no está en vías de alcanzar los ODS de 2030.

COVID-19 ha empeorado la situación y los desafíos para la próxima década son aún mayores.

Esto hace aún más imperativo que los países del mundo integren plenamente las soluciones de transformación existentes que han sido pasadas por alto o ignoradas por los paradigmas de desarrollo del statu quo. De lo contrario, seguiremos siendo testigos de una creciente desigualdad, una concentración indecente de la riqueza, la ausencia o el acceso inadecuado a una educación de calidad, a la salud y a la protección social, la extrema pobreza de cientos de millones de personas, la exclusión de mujeres y jóvenes de vidas prósperas, etc. Y, por supuesto, el cambio climático continuará.

Este enfoque, que se remonta al siglo XIX, ha experimentado una fuerte renovación en las últimas décadas. Las organizaciones de ESS han surgido en todo el mundo, en gran parte gracias a lxs que se han quedado atrás por la actual globalización. Las personas han creado estas organizaciones para satisfacer sus necesidades básicas, ya sea de alimentos, vivienda o actividades generadoras de ingresos. En la mayoría de los casos, estas organizaciones se encuentran en el centro de los sistemas económicos locales y son menos intensivas en carbono y, en muchos casos, incluso neutrales en cuanto al carbono.

El enfoque de la ESS se ha desarrollado a pasos agigantados en muchos países. En algunos países, este sector representa el 7-10% de todos los empleos. Más de 20 países han adoptado leyes o políticas favorables a la ESS.

Debemos decir que no nos sorprende la conclusión del año pasado de que el mundo no está en camino de lograr los ODS. Al igual que los Objetivos de Desarrollo del Milenio no se habían alcanzado plenamente.

En los últimos decenios se han producido muchas innovaciones con intenciones loables, como la responsabilidad social de las empresas, el microcrédito, las financiaciones de impactos, las asociaciones entre el sector público y el privado y muchas otras. Sin embargo, estas innovaciones no han tenido un impacto significativo en las desigualdades, el empoderamiento de la mujer, la mejora de las condiciones de vida, el cambio climático, etc.

La ESS ya existe y ha demostrado su valor. El Grupo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre ESS ha publicado documentos que lo demuestran.

La solidaridad y la cooperación, rasgos humanos fundamentales, están en el centro de sus actividades. También explican por qué estas organizaciones son resilientes, como fue el caso durante la crisis financiera de 2008-2009, y hay cada vez más pruebas de una resiliencia similar durante la crisis actual.

Todavía hay más de 2.000 millones de personas en el mundo que trabajan en la economía informal. La mayoría de ellos son mujeres.  Su situación ha empeorado en los últimos meses.

Para responder a todos estos desafíos, la gente está lista y dispuesta a organizar actividades económicas, pero necesita políticas públicas favorables, acceso a los capitales, acceso a los mercados, mecanismos de apoyo adecuados, medidas que lamentablemente suelen estar reservadas a las empresas tradicionales.

En su llamamiento de marzo, el Secretario General Guterres propone que el mundo necesita recuperarse mejor, con un enfoque más inclusivo. más sostenible, más igualitario y más neutro en carbono – en lugar de la «vieja normalidad».

La ESS está en condiciones de contribuir a la aplicación de este llamamiento.

Para realizar todo su potencial, la Asamblea General de las Naciones Unidas debe adoptar una resolución sobre ESS para lograr los ODS desde lo local hasta lo global.

Creemos firmemente que la humanidad superará las desigualdades y la pobreza, implementará el empoderamiento de la mujer y la protección social universal a través de la ESS, y no de otra manera.

 

Ripess
RIPESS is a worldwide network of continental networks promoting the Social Solidarity Economy, in order to transform our economy by putting people and the planet at the center of our activities.