Declaración del VI Encuentro de RIPESS-LAC, MANAGUA, 23 de abril de 2015

 

VI Encuentro RIPESS-LAC

 

 

 

 

 

Managua, Nicaragua, 23 de abril de 2015

 

DECLARACIÓN DEL VI ENCUENTRO DE RIPESS-LAC

 

Desde la cálida tierra de Augusto Cesar Sandino, que nos recuerda que : “La América Latina unida se salvará, desunida perecerá” como frase motivadora y en cuyo espíritu se realizó el VI Encuentro Latinoamericano Caribeño de Economía Solidaria y Comercio Justo, convocado por la Red Intercontinental de Promoción de la Economía Solidaria y Comercio Justo de América Latina y el Caribe – RIPESS LAC, con acompañamiento de las organizaciones miembros de la Plataforma Centroamericana de Economía Solidaria (PECOSOL-CA), integrada por organizaciones de los cinco países hermanos de Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Nicaragua.

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Tierra, con la convicción del acompañamiento de nuestros abuelos al invocarles su sabiduría, respetando a nuestra la madre tierra, aconteció en los espacios de la Universidad Centroamericana –UCA, de Managua, Nicaragua del 21 al 24 de Abril, este encuentro que contó con la participación de más de 180 líderes y dirigentes en representación de diversas redes y organizaciones de 12 países de Latinoamérica y el Caribe.

El encuentro visibilizó a una sociedad cambiante y comprometida desde la base familiar y comunitaria; deseosa de un cambio social que permita rescatar a nuestra madre tierra, sus recursos y que se valore las practicas sanas de convivencia humana, respetando los derechos humanos que todos tenemos y que han sido destruidos por las prácticas de un sistema económico que está demostrado que no puede responder ni solucionar los problemas sociales, económicos y ambientales que acontecen.

La reflexión conjunta, el intercambio de experiencias y la construcción colectiva de conocimientos sobre economía social solidaria que hemos realizado en estos días, nos llevan a expresar a Latinoamérica y el mundo que:

Reconocemos la imposibilidad del sistema económico actual, de superar los problemas económicos, sociales, ambientales, culturales, políticos, de la humanidad, que ponen en riesgo la existencia de la vida en el planeta, por el contrario las experiencias y prácticas de la ESS muestran su vigencia como una manera distinta de producir, comercializar y consumir los bienes y servicios que se generan en la sociedad, en una relación amigable con la naturaleza, implementando relaciones de colaboración y ayuda mutua.

Reiteramos lo manifestado en el V Encuentro RIPESS LAC, donde se planteó que “es imprescindible que el movimiento de comercio justo avance en el diálogo y relación sur-sur, desde una perspectiva local, regional, nacional y latinoamericano, hacer juntos y juntas la comercialización de acuerdo a la viabilidad de los productos y en el marco del respeto de la autonomía de las redes. Asimismo, afirmar y visualizar la relación entre ecología, comercio justo y consumo ético; en ese sentido debemos apoyar la defensa del derecho a la alimentación y al agua, que implica rechazar el extractivismo y los agro-negocios nacionales y transnacionales.”

Constamos que mientras la arquitectura financiera actual continua facilitando la especulación y la acumulación de la banca comercial en detrimento de los ingresos y los ahorros de la sociedad, las finanzas éticas y solidarias contribuyen cada vez más al desarrollo integral, al buen vivir y a la democratización de la economía con justicia social, dada sus prácticas incluyentes, transparentes y de equidad, facilitando el ahorro interno y colocando los recursos financieros al servicio de la gente y el desarrollo local, en perspectiva de una nueva arquitectura financiera.

Lamentamos que los representantes de más 190 países reunidos en Lima Perú en la Cumbre del Cambio Climático COP 20, en diciembre de 2014, no existiera acuerdo para fijar mecanismos claros y transparentes para establecer reducciones de emisión de los gases de efecto invernadero, optando solo por criterios amplios. Al contrario consideramos que las grandes potencias contaminadoras deben asumir los costos causadas por el calentamiento global. El Fondo Verde de US $ 10,200 millones es insuficiente para cubrir las demandas existentes.

Asumimos la soberanía alimentaria como parte estructurante de la ESS, a través de la promoción y fortalecimiento de la cultura en general y de la cultura alimentaria en particular, permite el desarrollo territorial integral, incluyente y sostenible, contribuyendo a la construcción de soluciones frente a la violencia en general, la migración y los Tratados de Libre Comercio.

Las mujeres como protagonistas del desarrollo territorial desarrollan un sinnúmero de roles imprescindibles en la sociedad y para el sostenimiento de la gestión alimentaria de nuestros pueblos, por tanto reclamamos el derecho a la equidad de género en la adjudicación de recursos como bienes y tierra, a salarios equitativos por actividades similares desarrolladas por ambos géneros, al reconocimiento real del trabajo femenino en el sector, tomando en cuenta el trabajo doméstico no remunerado que contribuye a la dinamización de la economía, a una educación y capacitación de calidad acorde a nuestra condición, a la toma de decisiones e igualdad de oportunidades, al respeto como seres humanos y a nuestro derecho a la recreación.

La Asamblea constituida en este encuentro demandamos una actitud pro activa de los Ministerios de Educación en la formación y promoción de una cultura alimentaria que fortaleza la soberanía alimentaria y ESS de nuestros pueblos y nos proteja de las diversas crisis que afectan la disponibilidad y el acceso a los alimentos.

Reconocemos los esfuerzos de algunos gobiernos de la región en el desarrollo de instrumentos legales que fortalecen la promoción de la ESS y la soberanía alimentaria, pero exigimos más y mejores políticas públicas, con presupuestos adecuados, para su cumplimiento. Y reclamamos el desarrollo de estos instrumentos en aquellos países que han estado de espalda a estas demandas.

El movimiento de la ESS gana, cada vez más, espacios organizados para variados propósitos con un mayor arraigo y comprensión del buen vivir. Diversos son los instrumentos en que las comunidades puedan optar: emprendimientos locales y regionales, entre otros que permiten el dinamismo y evolución de una nueva forma de vida donde la prioridad es el ser humano y una naturaleza sostenible. Eso ofrecemos a la sociedad. Una solución duradera y para todas y todos.

Agradecemos a las entidades públicas y a las agencias de cooperación y a las redes y organizaciones de la economía solidaria que contribuyeron, patrocinaron e hicieron posible el proceso y la realización del VI Encuentro. Finalizando esta declaración con las frases del periodista peruano Ollanta Itzama: “Nuestros abuelos y padres hablaron de que somos responsables de reestablecer el equilibrio en la comunidad cósmica. Nuestra misión es cuidar y posibilitar el equilibrio en todo y con todo cuanto coexiste en la comunidad cósmica, incluida la especie humana. Somos jardineros, guardianes de todo cuanto coexiste en la Madre Tierra. No explotamos, nos servimos. No acumulamos, compartimos. No somos sedentarios, somos nómadas. Nuestra felicidad no está en el poseer cosas, sino en contemplar y cuidarlas”.

Consejo Directivo Regional 2015-2016 RIPESS LAC Managua, Nicaragua, Abril 2015.

->Leer la Declaración del VI Encuentro de RIPESS LAC en formato pdf
 

Ripess
RIPESS is a worldwide network of continental networks promoting the Social Solidarity Economy, in order to transform our economy by putting people and the planet at the center of our activities.

América latina Managua Nicaragua RIPESS-LAC VI Encuentro