Experiencias de incidencia política de la Coordinadora Nacional de la Economía Solidaria de Uruguay con enfoque de género.

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés

Contextualización

En 2001 se realizó el I Foro Social Mundial, en Porto Alegre, Brasil. Este evento permitió que 10 de las organizaciones dispersas en el país comenzaran a articularse y a dialogar. Este impulso logra consolidarse el año 2002, donde aparecen las primeras muestras de articulación y comienza la realización de las Ferias de Economía Solidaria en el atrio de la Intendencia en Montevideo.

Los actores colectivos claves que promueven esta articulación provienen de diversos territorios del país: colectivos del departamento de Canelones, colectivos y emprendimientos de Montevideo, los cuales posteriormente conforman la Red de Economía Solidaria de Montevideo, espacios académicos que aportan en la reflexión colectiva del proceso y otras organizaciones de la sociedad civil tales como Caritas, Comercio Justo Uruguay, Kolping[1], Emaús[2] entre otras.

De esta manera, convencidos de la necesidad de promover un trabajo conjunto en el país se van generando diversas acciones e iniciativas que resultaron fundamentales para la creación de la Coordinadora de Economía Solidaria  entre ellos: el Consejo canario de Economía Solidaria  (2005), la realización de la I Feria de Economía Solidaria y Comercio Justo en el año 2007 y la conformación de un espacio que logra hacer puente entre los diversos territorios del país la Mesa de Economía Solidaria ( 2007-2008). Con estas bases se logra más adelante la existencia de una Coordinadora Nacional de la ES en Uruguay.

 

 ¿Qué es la economía solidaria para esta articulación nacional?

 

La economía solidaria es una construcción colectiva, dinámica y transformadora que implica incorporar los valores solidarios en la teoría y en la práctica de la economía. Sitúa en el centro a las personas y actúa en las diversas fases de la actividad económica: producción, consumo, distribución y finanzas (Coordinadora Nacional de Economía Solidaria de Uruguay)

Finalmente, en el año 2008 se consolida la Coordinadora, como un espacio de aproximación y construcción colectiva de la ES que está integrado por organizaciones departamentales – Redes- junto a otras asociaciones de alcance nacional que desarrollan prácticas y construyen saberes, y expresiones diversas de apoyo a la Economía Solidaria.

Formaron parte del proceso experiencias plurales y diversas que han aportado en la construcción colectiva de la ES en el país:

  • Organizaciones y redes departamentales:  Consejo Canario de Economía Solidaria, Espacio de Economía Solidaria de Maldonado, Mesa de Economía Solidaria de Paysandú, Redes de Economía Solidaria de Montevideo, Durazno, Rocha, Tacuarembó y Artigas.
  • Organizaciones de la Economía Solidaria: Asociación Uruguaya de Emprendimientos de Economía Solidaria, Tienda Ecosol, Ecotienda, Comercio Justo Uruguay y Espacio de Economía Solidaria, CUI.
  • Organizaciones de la sociedad civil e instituciones: la Asociación de Mujeres Rurales del Uruguay, Asociación Civil Retos al Sur, Instituto Kolping, Universidad de la 13 República-Unidad de estudios cooperativos, Pastoral Social –Diócesis de Maldonado.

Desde este espacio se define un emprendimiento de economía solidaria como “un organismo de carácter colectivo que a través de redes promueve como centro a las personas y desarrolla los valores de la solidaridad en las distintas fases de su actividad económica: producción, distribución, consumo y finanzas”. 

Desde este momento la Coordinadora puede establecer sus principales líneas estratégicas:  trabajar apoyando el desarrollo productivo; trabajar en las áreas de la intermediación, el fortalecimiento de las redes territoriales, promover la legislación relativa a la Economía Solidaria, las políticas públicas y el relacionamiento internacional. En el año 2011 la Coordinadora se formaliza, adquiriendo la personería jurídica de Asociación Civil, sin fines de lucro y definiendo sus estatutos y dando a la Asamblea General su principal protagonismo en la articulación y toma de decisiones.

 

Logros e incidencia en Políticas

La Coordinadora ha formado parte de encuentros, mesas redondas, seminarios, foros, reuniones, aportando a la construcción desde distintos roles lo que ha permitido construir diagnósticos y propuestas, producir aprendizajes convirtiéndose en una instancia de formación de índole política. Esto ha permitido en el tiempo generar una plataforma con líneas en común. Se ha trabajado en materias de legislación.

  • En materia de Seguridad Social: se ha logrado la creación de nuevas herramientas en la seguridad social ampliando el campo de los beneficiados. Antes de acuerdo a la ley, eran solo beneficiados con monotributos los comerciantes, hoy se logró que esta forma de monotributos sea aplicable también a los artesanos y a los trabajadores autónomos que están en situación de vulnerabilidad. El beneficio consiste en que comienzan pagando el primer año la cuarta parte, el segundo año la mitad, el tercero las ¾ partes y después llegan a pagar entero.
  • Para los monotributistas sociales se tiene además la posibilidad de ser asociado y se puede entrar en formas de compras pública

Se logró además que se legisle en la formación de nuevas cooperativas sociales. Esto no pudo llegar a toda la población de la ES , existe un sector que aún no ha podido ingresar al sistema de seguridad social. En este tiempo extraordinario de la Pandemia los que entraron al sistema de SS que son aproximadamente 10.000 tienen un subsidio de unos meses bajo que resulta importante también.

 

Beneficios de la comunidad y organizaciones que conforman la Red

Además de los señalados en materia tributaria se ha trabajado mucho en sacar una ley general de cooperativismo que se logró hace unos años junto con el Instituto de Cooperativismo INACOOP el que está llamado a fomentar la ES.

A nivel departamental[3], hay una unidad de ES en cada departamento, que se ha logrado. Desde las políticas departamentales se obtiene apoyo para la realización de eventos que visibilizan la ES.

  • Contamos con algunas herramientas a disposición del Movimiento como por ejemplo la adquisición de una Gran Carpa de la ES para realización de diversos eventos. Todos los bienes que se adquieran para la Coordinadora y el movimiento son bienes sociales que pertenecen a todas y todos. Los gobiernos departamentales han apoyado en estos avances material (madera, insumos eléctricos, entre otros)
  • Tenemos un proyecto en desarrollo sobre RE_USO TEXTIL con diseño junto a la formación y visibilidad de la ES. Desde este proyecto recibimos apoyo de diversos organismos públicos, nos falta aún concretar un convenio con ministerio de Economía para alianza con 6 organizaciones de la ES europea entre ellos OXFAM para traer fardos de ropa europea y sean transformados.
  • En general nuestras organizaciones de la ES tenemos poco apoyo del estado y de las políticas públicas.

 

Beneficios a la comunidad

Los beneficios a la comunidad y organizaciones tienen que ver con la formación e instalación de los valores de la ES. Sentir que estamos empoderados construyendo esta forma de hacer ES. Es desde el punto de vista política los mencionados.

 

El Rol de la ES para la incidencia política

Para nosotros el rol es de ser motor muy acentuado en lo organizativo y valórico. No hay política pública, decretos, leyes, etc. sin que no hayamos estado impulsando y participando. Se ha participado ´proponiendo, articulando el debate, articulando con otros para que se haga posible. Ha sido sobre todo desde la propuesta, la reflexión y debate y finalmente desde la articulación para que las cosas sean posibles.

Respecto del trabajo hacia la construcción de una Ley, como movimiento trabajamos unidos con el lema “hacia una ley de Economía Solidaria” . Se realizaron reuniones con diversas organizaciones nacionales y de argentina. Se logro generar un debate amplio y participativo en el país. En el proceso logramos que se llamara economía social y solidaria no solo social como estaba antes en el ministerio.

También se legislo en este proceso el Consejo Nacional de Economía Social y Solidaria, aunque aún no se ha instalado, pero ya está.

Estamos muy atentos a promover la aprobación de la legislación en Economía Social y Solidaria, y la ley del día del Consumo Responsable. No solo en el Parlamento, sino también en cada evento, reunión y ámbito en el que estemos. Incluir en la educación el consumo responsable. Para ello buscamos que se declare el 15 de marzo el día del consumo responsable.

 

La Economía Solidaria y género

Una realidad es que la mayoría que representa la ES en el país son mujeres. Están presentes en espacios de comercialización, de producción, de creación. Cito: “Esto se expresa al observar que la mayor parte de los productos que a través de la Economía Solidaria se comercializan, son productos que se asocian al trabajo tradicionalmente realizado por ellas”.

La mujer también culturalmente, cosa que por suerte estamos tratando de romper, se ve mucho más atada a un montón de cosas. Tener que estar en tu casa, con tus hijos, etcétera. Y bueno ¿qué es lo que puedo hacer yo desde acá? puedo tejer, puedo hacer las mermeladas, puedo hacer velas”; saberes transmitidos desde madres y abuelas, a sus hijas y nietas.”(Coordinadora de Economía Solidaria de Uruguay, 2021).

Esta economía con mucha presencia de mujeres está asociada en muchos casos a una economía de sobrevivencia que permite el ingreso mínimo a muchos hogares.

En aspectos de experiencias individuales y colectivas para las mujeres, el ingreso a la Economía Solidaria implica una inserción laboral y económica, pero también la participación en espacios colectivos de aprendizaje y formación. Así mismo, las tareas que se realizaban en la soledad del hogar, ahora se realizan en espacios colectivos, junto a otras. El formar parte del espacio público de manera colectiva, abre puertas hacia su reconocimiento y revalorización del trabajo realizado, así como al desarrollo de una autonomía política, construyéndose en tanto sujetas políticas de la Economía Solidaria.

Adquieren un valor crucial algunas de las tareas que mayoritariamente sostienen las mujeres, no solo desde un punto de vista económico, sino también simbólico, en tanto el cuidado, la escucha, las actividades del hogar como la cocina o los tejidos, se vuelven central en los encuentros y en los espacios de decisión. (Coordinadora de Economía Solidaria de Uruguay, 2021). Finalmente solo decir en este tiempo de pandemias diversas, de salud, de economía de gobiernos insensatos:

¡Que lo único que se contagie sea la solidaridad!

 

[1] Organización que se concibe a sí misma como una familia universal, en la que todos se ocupan solidariamente los unos de los otros. Ya sea en Europa, África, Asia o América: En nuestras aproximadamente 9000 Familias Kolping se unieron personas que se ayudan mutuamente y que desean movilizar algo en forma conjunta para toda la humanidad.

 

[2] Emaús Internacional está formado por 425 organizaciones miembros que trabajan en 41 países de África, América, Asia y Europa.  Iniciativas colectivas que existen alternativas creíbles a las situaciones de injusticia.

[3] Organización administrativa del país.

Ripess
RIPESS is a worldwide network of continental networks promoting the Social Solidarity Economy, in order to transform our economy by putting people and the planet at the center of our activities.