¿Qué es el FSMET 2020?

El Foro Social Mundial de las Economías Transformadoras es un proceso de confluencia, tanto a nivel local como a nivel internacional, entre todas aquellas iniciativas, movimientos y formas de abordar la economía que tienen como desde lo local, y superar los grandes desafíos actuales.

El objetivo principal es reconocer las complementariedades y los objetivos comunes de los distintos movimientos de las economías transformadoras, con el fin de converger para dar respuestas a los retos globales. Este evento será, por lo tanto, una etapa más de un amplio proceso de confluencia entre movimientos.

Es importante destacar que el FSMET es un es un foro temático que se engloba dentro del Foro Social Mundial (FSM), el mayor encuentro de la sociedad civil para encontrar soluciones a los problemas de nuestro tiempo. El FSM es un «espacio abierto de encuentro para: intensificar la reflexión, realizar un debate democrático de ideas, elaborar propuestas, establecer un libre intercambio de experiencias y articular acciones eficaces por parte de las entidades y los movimientos de la sociedad civil (…) en la construcción de una sociedad planetaria orientada hacia una relación fecunda entre los seres humanos y de estos con la Tierra”, tal y como se establece en la Carta de Principios.

RIPESS Intercontinental es una de las redes impulsoras del FSMET. Para nosotros, el foro es una ocasión muy importante para practicar en red alternativas, empresa, comunidad y cuidados de la vida, que es la característica de la ESS. Creemos que este enfoque de trabajo en red y de confluencia se puede trasladar a otros planos y ésta es nuestra contribución. Por ello, ¡animamos a todas las personas, proyectos, entidades o confluencias que trabajan para transformar la economía a participar en el FSMET 2020!

Si queréis más información, podéis visitar la página del FSMET 2020.

¿Qué entiende el FSMET por economías transformadoras?

El FSMET entiende como economías transformadoras aquellas que sitúan a la persona y la calidad de vida en el centro de las intervenciones. Podemos clasificarlas en cuatro grandes movimientos de movimientos, aunque muchas veces las soluciones que proponen son híbridas:

  • Economía Social Solidaria. Basándose en la economía social tradicional, estas iniciativas incluyen nuevas prácticas de autogestión y organización, promoviendo la democratización de la economía y centrándose en la satisfacción de necesidades. Algunos ejemplos son el comercio justo o las finanzas éticas, fundamentadas en las bases del cooperativismo.
  • Economía basada en los comunes o procomún. Basada en la gestión comunitaria, esta perspectiva rompe la dualidad estado- mercado y crea otros espacios legítimos de producción, gestión y asignación de recursos.
  • Economías feministas. Como las otras economías transformadoras, ésta busca desplazar el capital y los mercados como centro de la organización socioeconómica, situando la vida y sus procesos en el centro. Ahora bien, en las economías feministas toma un rol relevante los cuidados, el papel clave de la mujer y los valores feminizados en este proceso.
  • Agroecología y soberanía alimentaria. Este movimiento trabaja por replantear el modelo agroalimentario como clave en el sostenimiento de la vida, la relación con la Tierra y los ciclos naturales. Está estrechamente vinculado a la defensa de la tierra, el ecologismo social y otros movimientos sociales como el decrecimiento.

Vuelve al inicio