Solikon 2015: la Economía Social y Solidaria, un enfoque integrado para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible post-2015

El Congreso Solikon sobre la Economía Solidaria y la Transformación, que se celebró en Berlín del 10 al 13 septiembre, 2015, reunió a 1.400 participantes de Alemania, Europa y de varios continentes en numerosos talleres y visitas de iniciativas para discutir de la transformación de la economía y de la creación de sociedades justas y sostenibles. RIPESS organizó un panel sobre el tema de « La agenda internacional para el desarrollo sostenible después de 2015: ¿cuáles son los retos para la Economía Social y Solidaria?  » con el objetivo de compartir perspectivas sobre la agenda post-2015 y de discutir las oportunidades que se presentan para aumentar el reconocimiento de la contribución de la economía social y solidaria (ESS) para el desarrollo sostenible. El debate, moderado por Jason Nardi (RIPESS Europa) reunió a varios panelistas: Jürgen Schwettmann (Organización Internacional del Trabajo-OIT, Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre la ESS), Claire de Mesnards (Global Call for Action against Poverty-GCAP), Denison Jayasooria (Asian Solidarity Economy Council-ASEC/RIPESS Asia) e Yvon Poirier (Red canadiense de desarrollo económico comunitario-CCEDNet, RIPESS-América del Norte).

Jürgen Schwettmann de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) habló de la participación de la agencia en el Grupo de Trabajo Inter-Agencias de la ONU sobre la Economía Social y Solidaria (TFSSE) y en el proceso de agenda post-2015. Jürgen Schwettmann recordó que los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODD) abordan temas críticos para la agencia: el Objetivo 8, en particular, se refiere a la promoción del empleo productivo y al trabajo decente para todos, asimismo, 40 de las 169 metas relacionadas con los objetivos se refieren a temas como la protección social y el empleo sobre los cuales trabaja la OIT. También mencionó unos avances del Programa de Acción de Addis Abeba aprobada en la tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Financiación para el Desarrollo en julio, cuyos objetivos incluyen el establecimiento de un nivel mínimo de protección social para las necesidades sociales esenciales y la promoción del trabajo decente.

Yvon Poirier de RIPESS-América del Norte por su parte recordó que los actores de la ESS ya están activos en la mayoría de los ámbitos cubiertos por los 17 Objetivos de la nueva agenda de desarrollo. Reafirmando la necesidad de destacar los logros de las iniciativas de la ESS y de demostrar que el enfoque de la ESS no sólo es apropiado, sino esencial para el logro de los objetivos y las metas adoptadas recientemente, también hizo hincapié en la importancia de mecanismos de rendición de cuentas para seguir los avances.

Claire de Mesnards, coordinadora para Europa de Global Call for Action against Poverty (GCAP), activa en la campaña Acción/2015, habló de la importancia de la participación de la sociedad civil para tener un impacto sobre las diversas maneras en que se implementarán los Objetivos, mencionando varios procesos y mecanismos que se están creando a partir de la sociedad civil, a las cuales se pueden unir las redes de la ESS, para el seguimiento de la implementación de la agenda post-2015. También recordó que los Objetivos de la ONU fueron concebidos como un conjunto indivisible, dentro de la cual la ESS siendo un marco integrado puede ser particularmente apropiada, constituyendo una herramienta poderosa para alcanzar los Objetivos.

Los panelistas también resaltaron que la universalidad de los Objetivos trae un nuevo paradigma, los ODD siendo aplicables a todos los países, y que se logró dentro del proceso post-2015 una participación de la sociedad civil mucho mayor a la del proceso anterior de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Un cambio es también visible en la forma en que se considera al desarrollo en los ámbitos de las políticas globales: « En 2000, se creía que el crecimiento económico conducía automáticamente a la creación de empleos. Hoy en día, sin embargo, tanto los gobiernos, los trabajadores y los empleadores saben que el crecimiento no se traduce en empleos si no se acompaña de políticas favorables a los trabajadores y no es intensiva en mano de obra », subrayó el director del Departamento de Asociaciones y Cooperación para el Desarrollo la OIT.

Denison Jayasooria de ASEC (Asian Solidarity Economy Council) abordó el tema a partir de una perspectiva de derechos humanos, centrándose en el potencial y en los desafíos para los países asiáticos, en particular de la región de la ASEAN. Afirmando que el mayor énfasis de la agenda post-2015 sobre la participación podría ser decisivo para abrir dentro de los Objetivos un espacio para las cooperativas, el micro-crédito, la erradicación de la pobreza urbana e iniciativas para la agricultura comunitaria, por ejemplo, también recordó que las metas podrían no cumplir con sus promesas si no se avanza en democratizar los procesos que las conforman y en integrar un enfoque de derechos humanos en la agenda. En el contexto de muchos países de Asia, el énfasis en los objetivos económicos y sociales comunes con negar los derechos políticos sigue siendo un obstáculo fundamental para el desarrollo de la ESS. El vicepresidente de ASEC finalmente recordó que la colaboración con universidades y actores de la sociedad civil global serán claves para la implementación de los Objetivos.

Ripess
RIPESS is a worldwide network of continental networks promoting the Social Solidarity Economy, in order to transform our economy by putting people and the planet at the center of our activities.