La economía solo puede ser solidaria si es feminista – repaso del 3er webinario mujeres & ESS de RIPESS

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés

Durante esta tercera edición de nuestro ciclo de webinarios del grupo abierto Mujeres & ESS de RIPESS, 4 invitadas con perfiles heterogéneos, feministas y expertas en ESS, nos han compartido sus opiniones sobre la economía feminista en relación con la perspectiva de género y la ESS. Repasamos las intervenciones de cada uno de ellas.

Pero, antes de todo, agradecemos l@s treinta participantes de África, Europa, América del Norte y del Sur, y de Asia. Un mosaico cultural prometedor ya que el grupo abierto Ripess Mujeres & ESS tiene como objetivo iniciar un diálogo y colaboraciones entre todas las mujeres y hombres interesada(o)s del mundo, o deseando participar en acciones más concretas, en relación con la perspectiva de género en la ESS. También agradecemos a Ethel Cote por su papel como facilitadora.

Esperamos que el webinario y este resumen les proporcionen algunas pistas de acciones concretas y referencias útiles. También pueden descargar todas las presentaciones aquí.

Del lado de RIPESS, la idea es expandir la comunidad de intercambio de prácticas y darnos los medios, especialmente con estos intercambios, para adaptar nuestras visiones y, en particular, para integrar más el enfoque feminista en la ESS, lo que hasta ahora abordamos principalmente desde una perspectiva de género.
Os invitamos a seguirnos en Facebook y unirse a nuestro grupo abierto, para crear sinergias e incluso participar en proyectos de colaboración con otras mujeres del mundo. Nos pueden contactar a: info@ripess.org.

Un marco común

La visión de todas convergió en el hecho de que la ESS y la economía feminista comparten históricamente un frente común contra el capitalismo, un modelo, que sitúa el mercado, el trabajo y el empleo en un marco que deteriora las condiciones para un desarrollo sostenible de la sociedad.
La ESS y la economía feminista están claramente unidas como un proyecto transformador, político y teórico que pretende afectar todas las esferas de la sociedad. Representan un conjunto de prácticas y una visión que considera la economía como un medio y no un fin, basado en los valores de la justicia, cooperación, reciprocidad y apoyo mutuo en beneficio de las personas, las comunidades y el medio ambiente.

Una ruptura con la sociedad heteropatriarcal

La visión feminista se destaca por su voluntad clara de cuestionar y hacer evolucionar las sociedades heteropatriarcales. La perspectiva de género, se enfocándo principalmente en el marco de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, siendo una de las principales bases de este cuestionamiento, de esta necesaria evolución. En esto, coincide con las reivindicaciones de la ESS, pero también marca los límites. Su enfoque más concreto, con demandas claras (igualdad salarial, de representación dentro de los órganos de gobernanza, etc.), muestra sobre el terreno que el sector de la ESS todavía tiene camino por recorrer en este sentido.

Continuemos ahora repasando las grandes líneas de cada intervención.

Maria Atienza: La economía del cuidado, una palanca clave para la ESS

Miembra de la coordinación y comisión feminista de REAS (Red Española de la ESS). Está completando su tesis de master sobre la contribución de la economía feminista a la economía social y solidaria.

Desde la economía feminista, María ha destacado cuánto nuestro sistema productivo y los mercados que lo han apoyado han podido desarrollarse, y todavía se mantienen, gracias a la imprescindible economía del cuidado (en gran parte invisible a los ojos del sistema heteropatriarcal). Este lado oculto del iceberg, atribuido históricamente y socialmente a las mujeres, es una de las fuertes demandas del movimiento feminista. Es una palanca importante que llevar a cabo en la ESS. La economía del cuidado, donde encontramos, en particular, el trabajo doméstico, la reproducción o la educación de los niños, debe colocarse en el centro de nuestras vidas y de nuestras estructuras sociales.

“Se trata de resaltar la corresponsabilidad” María Atienza


De la teoría a la práctica, María ha compartido experiencias de campo tanto a nivel nacional desde la red española REAS como a nivel local en Madrid, Zaragoza o el País Vasco. En estos diferentes lugares, encontramos redes de ESS preocupadas de evolucionar desde una perspectiva feminista. Esta transformación se aplica en sus propias organizaciones, a través de actividades de sensibilización y capacitación, diagnósticos, protocolos (para organizar eventos, por ejemplo), pero también de cara al exterior, multiplicando la creación de redes y las acciones reivindicativas.

Julie Matthaei – Contribución de la economía feminista para pasar de la desigualdad a la solidaridad

Profesor de Economía en Wellesley College, donde enseña sobre economía política de género, problemáticas de raza y de clase, y economía feminista. Es cofundadora y miembra del Consejo de Administración de la Red de Economía Solidaria de Estados Unidos.

Julie nos presentó la ESS, y por lo tanto el enfoque feminista, situandolo en un marco político y social más amplio, al identificar los límites y los ejes que se deben superar para cambiar de paradigma, de la desigualdad a la solidaridad. Esta transformación “R/evolucionaria”, más allá de pasar de una lógica de dominación a la de compartir, de la división a la solidaridad, del miedo al amor o de la violencia a la paz, destaca algunas de las desigualdades más evidentes que experimentamos en el mundo hoy en día (ya sea de género, raza, clase o especie).


Entonces, ¿qué impulso nos lleva de la desigualdad a la solidaridad y a través de qué vías puede la economía feminista incentivar este cambio de paradigma? Julie identificó siete vías:

  1. El cuestionamiento continuo de nuestros valores sociales, nuestras prácticas, nuestra economía y nuestras instituciones desde una perspectiva feminista.
  2. Igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres; acabar con cualquier forma de discriminación sexual.
  3. El desarrollo de lo que no está considerado: el reconocimiento del trabajo “tradicional” de las mujeres, incluyendo la crianza de los hijos y el trabajo doméstico, pagado o no; el reconocimiento de las cualidades femeninas, como la sensibilidad y la capacidad de cuidar a los demás.
  4. Integración: a través de vacaciones pagadas, guardería subvencionada y horarios flexibles.
  5. Repensar los fundamentos de la economía: pasar de una mentalidad masculina basada principalmente en la búsqueda de ganancias, la jerarquía y la competitividad a una economía basada en la responsabilidad social; transformar la educación para incluir valores de cooperación, autoestima y cuidado para los demás.
  6. Excluir cualquier tipo de opresión hacia las mujeres, razas, clases y el medio ambiente.
  7. Fomentar una unión global de movimientos feministas y otros movimientos de solidaridad para ayudarse unos a otros e iniciar campañas globales. ¡Este webinario y RIPESS, es un buen ejemplo!

Ada Bazan – De la conciencia a la emancipación, a una Red de mujeres del mundo

Ada es experta en género y desarrollo y desde 2003 coordinadora de la Asociación Internacional de Solidaridad Quartiers du Monde (actualmente en las oficinas de Rabat en Marruecos), activa en tres continentes (América Latina, África, Europa).

Ada compartió la experiencia de 15 años de Quartiers du Monde (QDM) en apoyar el empoderamiento de las mujeres, pero también de las chicas y chicos. 3 continentes, 9 países y alrededor de 4,000 personas se han beneficiado de los 5 programas implementados a largo plazo por Quartiers du Monde.

Estos programas, participativos y educativos, en una primera etapa apoyaron la as participantes para hacer un diagnóstico basado en criterios de género en su trabajo (ya sea visible o simplemente invisible, como el trabajo doméstico), en relación con la violencia sufrida por las mujeres y, en general, con respecto a los derechos los seres humanos y los de las mujeres.

Por lo tanto, progresivamente, esos programas han dado la capacidad a mujeres, y a las organizaciones a las cuales pertenecen, de fortalecer sus iniciativas de emprendimiento social y solidario (incluyendo, por supuesto, la perspectiva de género) o en su liderazgo y su participación en la política. QDM ha visto como cuántas mujeres adherían a las reivindicaciones basadas en la perspectiva de género, incluso integraban de forma más amplia los valores y cuestionamientos feministas (especialmente en América del Sur).

A la vez, estos programas han brindado la oportunidad de trabajar con
mujeres y hombres sobre las masculinidades hegemónicas e integrar la perspectiva de  género en actividades de alfabetización.

Toda la experiencia acumulada por Quartiers du Monde ha permitido desarrollar varios materiales didácticos, como: la guía de alfabetización con perspectiva de Género, la guía de Liderazgo con perspectiva de género o la guía de apoyo al emprendimiento social y solidario con una perspectiva de género.

Pero sin duda uno de los mayores éxitos de estos programas ha sido la de constituir la Red Mujeres del Mundo, para compartir, integrar y hacer correr la voz sobre los valores y las prácticas feministas.

Ana Muñoz Guaderño – Herramientas de evaluación para integrar más ampliamente los valores feministas

Abogada, miembra de la Comisión de Economía Feminista de la XES, trabaja actualmente en Coòpolis, una organización de desarrollo y promoción de la ESS en Barcelona.

Desde hace varios años,  la XES (la red catalana de ESS) da hincapié en tomar en cuenta los valores y las prácticas del feminismo en su gestión interna a través de un comisión específica. Esto permitió, en particular, integrar criterios feministas en la herramienta de diagnósticoBalance Social” de la XES, una herramienta de medición y de seguimiento de referencia en el sector de la ESS en Cataluña y próximamente en España. Aquella comisión también ha creado una herramienta propia de observación de género (disponible aquí – en catalán) que tiene como objetivo ayudar organizaciones para considerar el género en reuniones, eventos y otras actividades.

Esta Comisión fue creada con el objetivo también de promover las prácticas feministas con actores de la ESS. Una primera reunión de movimientos feministas y de la ESS se ha organizado, y la Comisión está participando activamente en las ferias catalanas de la ESS (la FESC).

Sin embargo, aún quedan muchos desafíos por superar. Como Ana nos recuerda : “Creo que debemos insistir en identificar buenas prácticas, generando más debates y preguntas; nuestras reivindicaciones no siempre están bien comprendidas, incluso dentro de la ESS“.

Por ejemplo, hablar de corresponsabilidad sigue siendo difícil, como lo es para la economía de los cuidados que aún debe ser más reconocida en los modos de gobernanza.

Esta última intervención dio lugar a un breve debate sobre la consideración real del feminismo dentro de la ESS (más allá del discurso). Aunque no había pleno consenso, sin duda en relación con las especificidades culturales y sociales de los diferentes países de los que venían las participantes, la mayoría se acordaba en decir, como recordó Ana, que “La economía solo puede ser solidaria si es feminista”.

Ripess
RIPESS is a worldwide network of continental networks promoting the Social Solidarity Economy, in order to transform our economy by putting people and the planet at the center of our activities.