ODS Programa 2030

LA ESS, un enfoque local e integrado para  su implementación

¿De qué hablamos? ¿Cuáles son los desafíos?

 

La economía social y solidaria es sin duda una forma privilegiada para conseguir el desarrollo sostenible, sabiendo que los actores de la ESS ya están activos en la mayoría de los sectores cubiertos por los 17 Objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptada en la cumbre del Desarrollo Sostenible del 25 de septiembre de 2015.

En el mundo ya están identificadas cientos de miles de iniciativas económicas basadas en prácticas comunitarias inclusivas, arraigadas en una comunidad y fomentando la participación ciudadana. La emancipación de las mujeres, la igualdad racial y religiosa, así como el respeto hacia la diversidad representan componentes esenciales de estos procesos. Cubriendo múltiples sectores, tanto en zonas rurales como urbanas y enraizándose en la diversidad de las prácticas comunitarias, sobretodo autóctonas, el enfoque de la ESS demuestra a través de contextos muy diversos su competencia para crear puestos de trabajo dignos, facilitar la capacitación de las comunidades locales, permitir inversiones en la propia comunidad, así como apoyar la autogestión de sus miembros.

-> En este sentido la economía social solidaria ofrece un marco central de referencia a la hora de implementar un desarrollo sostenible, y desempeña un papel fundamental en el diseño de políticas públicas para el desarrollo económico para el bienestar de todos.

Así las recomendaciones de la ESS (a raíz de la consulta realizada por la RIPESS en 2013-2014) para los Objetivos de Desarrollo Sostenible insistían en que la erradicación de la pobreza y el desarrollo sólo serán posibles mediante un enfoque integral basado en una distribución equitativa de la riqueza y el acceso universal a los bienes comunes. Las propuestas de la RIPESS se organizan en torno a cuatro ejes:

  • Implementar la transición hacia una economía justa, social y solidaria

– La transición hacia economías justas y solidarias implica: Implementar diversas políticas públicas en materia de financiación, medidas fiscales favorables, criterios específicos para fomentar licitaciones más inclusivas, marcos jurídicos adecuados y acceso a la educación.

– Trabajar a favor de la diversificación de las economías nacionales y orientarlas hacia formas de producción y de consumo más locales e intensivas en mano de obra, así como hacia el comercio justo y solidario internacional.

– Someter las alianzas actuales entre los estados y las diversas actividades de la ESS (incluyendo las asociaciones “público-privadas” adaptadas a la ESS) a unos mecanismos de rendición de cuentas y de transparencia.

– Tomar las medidas necesarias para que los mecanismos de comercio internacional protejan a los países en desarrollo así como los medios de subsistencia de los pequeños agricultores y las industrias emergentes, además de favorecer la producción y el consumo responsable implícito en la ESS.

– Comprometerse a actuar claramente contra el cambio climático y para la transformación del modelo energético.

– Comprobar la buena implementación de la soberanía alimentaria y de las relaciones territoriales rurales-urbanas.

  • Adoptar un enfoque de desarrollo basado en los derechos humanos
  • Asegurar la participación de la sociedad civil y la transparencia
  • Elaborar indicadores que midan la pobreza, la desigualdad y el desarrollo

 

Leer las recomendaciones de la RIPESS (2015), y las orientaciones de la Taskforce de las Naciones Unidas sobre los ODS de Julio 2016 y de Julio 2014.

 

¿Qué líneas de trabajo a escala intercontinental?

 

Para mostrar el gran potencial de las iniciativas de la ESS de conseguir las metas y objetivos marcados por las Naciones Unidas en septiembre del 2015, las redes de RIPESS participan en varios espacios internacionales para dar a conocer mejor el marco y las iniciativas de la economía social solidaria.

Desde la adopción de los ODS, el trabajo de las redes de RIPESS y RIPESS Intercontinental consiste principalmente en supervisar y alegar la buena ejecución de los ODS a través de la ESS. Este seguimiento se realiza tanto:

  • A nivel nacional, incluyendo en algunos casos la participación en la implementación tanto de órganos representativos, como de espacios de la sociedad civil (por ejemplo, Malasia, Perú)
  • A nivel continental (ver las iniciativas de RAESS África sobre este tema),
  • A nivel internacional, RIPESS trabaja estrechamente con varios movimientos sociales y grupos de la sociedad civil para promover la economía social y solidaria en diferentes espacios internacionales decisorios.

En particular, este trabajo se desempeña activamente en el Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre la ESS, así como a través de las intervenciones en las diferentes reuniones del Foro político de Alto Nivel (HPLF en inglés) de las Naciones Unidas en Nueva York (plataforma que lleva a cabo el seguimiento y evaluación de la Agenda 2030).

En este sentido, es evidente que la ESS permite desarrollar procesos de participación e indicadores más precisos y relevantes que los reconocidos oficialmente, más bien productivistas. Esta opinión es compartida por muchos investigadores y otros movimientos sociales.

Algunos miembros de la RIPESS, tales como URGENCI, alegan también a un nivel más sectorial (por ejemplo con la FAO sobre los vínculos entre los ODS, la economía solidaria y la soberanía alimentaria)

RIPESS también se asocia en la organización de reuniones específicas sobre este tema con otras entidades de la sociedad civil (con motivo de las reuniones del FSM por ejemplo). Por último, en 2017 RIPESS se ha asociado con Together2030 (una iniciativa de la sociedad civil trabajando en el seguimiento del progreso de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible).

 

Algunos resultados interesantes

 

  • En 2013-2014, RIPESS llevó a cabo una amplia consulta sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible Post-2015, en la que participaron grupos y organizaciones de la Economía Social Solidaria de todos los continentes. Las recomendaciones de RIPESS fueron aprobadas por alrededor de 500 organizaciones de 70 países. Las recomendaciones de la ESS son el resultado de un proceso de consulta llevado a cabo durante más de un año, en la que participaron miles de grupos y organizaciones que trabajan a nivel local y global sobre la economía social en todos los continentes.
  • El 3 de julio de 2014, Daniel Tygel, director de operaciones de RIPESS, participó en la segunda reunión del Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas en Nueva York para presentar las recomendaciones de la red. El vídeo y el texto de su presentación están disponibles en internet (en Inglés).
  • Madani Koumaré, presidente de la Red Nacional de Apoyo a la Economía Social y Solidaria (RENAPESS) (francés), miembro de la Red Africana de Economía Social (RAESS) (francés) y miembro del Consejo Internacional de la RIPESS, estuvo presente en la Cumbre de las Naciones Unidas para la aprobación de la agenda post-2015 en septiembre de 2015 en Nueva York, participando en un diálogo interactivo en la Asamblea general. Su intervención, en la que el Presidente de RENAPESS pidió un cambio de paradigma implicando a la economía social y solidaria como modelo de referencia, se puede ver (francés) en Internet (el texto de su discurso (francés) también está disponible).
  • La red también contribuyó en las orientaciones publicadas por el Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre la ESS en julio de 2014 (“La Economía Social y el reto del desarrollo sostenible” disponibles también en inglés), y luego en julio de 2016,”Aplicar la Agenda 2030 a través de la economía social y solidaria”).
  • Entre las colaboraciones del RIPESS con diversos movimientos sociales y grupos de la sociedad civil para promover la ESS en los espacios internacionales de toma de decisiones, citamos por ejemplo el Foro Social Mondial de Túnez de marzo 2015, Asamblea de Convergencia “Agenda de desarrollo post-2015 qué, para quién y para qué? ” conjuntamente organizada por RIPESS con Enda Tiers-Monde, ATTAC, Social Watch, IBON Internacional, Plataforma 2015 y más, Our World is Not for Sale y LDC Watch, que reunió a más de 30 organizaciones de todos los continentes. Fue una oportunidad para que los grupos compartan sus puntos de vista sobre los ODS y el marco de la Financiación del Desarrollo (FpD) con el fin de informarse mutualmente y proponer líneas de acción comunes.
  • Durante todo el año 2016, RIPESS participó en el proceso Habitat III y contribuyó al New urban Agenda en colaboración con el Global Platform for the Right to the City (GPR2C)
  • En junio de 2017, Urgenci participó en dos reuniones del los Grupos de Expertos en Nueva York, antes de la celebración de la HLPF (sobre la revisión de los ODS 2 por parte de Urgenci y sobre Hábitat III y New Urban Agenda, por parte de RIPESS). Varias organizaciones mencionaron la importancia de la ESS en la aplicación de los ODS. El informe de trabajo se presentó en la misma HLPF, con una declaración adicional de la sociedad civil, mencionando a la ESS. RIPESS Asia también participó en la HLPF en julio de 2017 en Nueva York, con la presentación de unos estudios de caso proveniente de Asia.

 

Recursos de referencia